Ubuntu 17.10 rompe la BIOS de algunos ordenadores Lenovo

La última versión publicada de Ubuntu es veneno para la BIOS de varios modelos de ordenador de la marca Lenovo. El asunto es lo suficientemente serio, para que Canonical haya decidido desaconsejar Ubuntu 17.10 de forma general, eliminando además el link de descarga de la página web de la distro.

Varios usuarios han reportado en Launchpad diversos problemas, que incluyen –en la mayoría de los casos– la incapacidad de guardar los cambios efectuados en la BIOS (por ej relativos a la virtualización o preferencias de arranque) o la imposibilidad de arrancar con dispositivos externos, via USB o CDROM.

En los casos más extremos ha supuesto la incapacidad de iniciar el dispositivo y tener un ladrillo nuevo en casa.

La mayoría de los modelos afectados son de última generación, esta es la lista disponible a día de hoy:

  • Lenovo B40-70
  • Lenovo B50-70
  • Lenovo B50-80
  • Lenovo Flex-10
  • Lenovo G40-30
  • Lenovo G50-70
  • Lenovo G50-80
  • Lenovo S20-30
  • Lenovo U31-70
  • Lenovo Y50-70
  • Lenovo Y70-70
  • Lenovo Yoga Thinkpad (20C0)
  • Lenovo Yoga 2 11″ – 20332
  • Lenovo Z50-70
  • Lenovo Z51-70
  • Lenovo ideapad 100-15IBY

Además también afecta al Acer Aspire E5–771G, Acer TravelMate B113 y Toshiba Satellite S55T-B5233

La causa –todavía no confirmada– podría deberse a la inclusión de controladores intel-spi en el kernel, que no sería compatible con algunas configuraciones de hardware que utiliza Lenovo (ThinkPad, sigue siendo la opción más recomendable). En concreto con una protección contra escritura incluida en la SPI Flash BIOS, que establece un límite de operaciones en la misma.

Canonical está en contacto con Lenovo para investigar este asunto. Posiblemente veamos pronto una nueva imagen ISO de Ubuntu 17.10 con kernel actualizado, que evitará que el problema se extienda.

Una solución a los usuarios afectados podría llegar más tarde, en el caso de que se encuentre la manera de que el sistema operativo acceda de forma eficaz a la BIOS.

En caso contrario habría que tomar decisiones más drásticas como el reemplazo de la placa base. En cualquier caso, Lenovo ha dejado claro que ellos no soportan Linux, así que por el lado de la garantía también puede ser un problema.

Por el momento no se ha reportado que el problema afecte a los ordenadores de la linea Thinkpad ni a otros sistemas basados en Ubuntu, mi Thinkpad T440p con ElementaryOs no se ha visto afectada.

 

 

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *